1. Los inicios de Eire.


Irlanda significa "tierra de Eire" (√Čriu en irland√©s antiguo), la Diosa de la Tierra de la cultura celta. La historia de Irlanda siempre ha sufrido momentos convulsos. Desde guerras y hambrunas pasadas hasta crisis econ√≥micas recientes. Y por si esto fuera poco, su territorio ha sido desde tiempos remotos un lugar de conquistas de poblaciones externas, quiz√°s por el valor de sus recursos naturales sobretodo madereros, que desgraciadamente hoy ya son escasos aunque su paisaje de verdes prados y monta√Īas siga siendo tan fotografiado y tan visitado en la actualidad, ya no por conquistadores sino por viajeros.

Los primeros colonizadores de Irlanda, conocida como Isla Esmeralda por el color verde de sus paisajes, fueron los pueblos celtas. Hubo varias olas de invasores celtas que proven√≠an desde varias zonas del centro y el sur de Europa. Algunos historiadores irlandeses afirman que una de esas primeras olas proced√≠a del Norte de la Pen√≠nsula Ib√©rica, concretamente de Galicia (celtas galaicos), regi√≥n con la que guarda rasgos de la cultura celta y or√≠genes ling√ľ√≠sticos. Al mismo tiempo, los celtas de Irlanda colonizaron tierras de Gran Breta√Īa y posteriormente se refugiaron en las √°reas monta√Īosas de Escocia y Gales tras la llegada de los romanos. En todos estos territorios se habla una lengua llamada ga√©lico, con tres variedades diferentes.

Durante el dominio del Imperio Romano, la isla fue llamada Hibernia, pero al contrario que en otros países, en Irlanda no se acabó adoptando el nombre romano, ni siquiera el latín. Quizás porque los romanos no llegaron a tener un control tan férreo como en otros territorios y por ser Hibernia una tierra alejada e inóspita de clima adverso a las características mediterráneas de la sociedad romana. Más tarde, los irlandeses también recibieron a los visitantes normandos, que acabaron estableciéndose por más de la mitad del país.

Pero en Irlanda tuvo una gran relevancia la presencia de San Patricio, que expandió el cristianismo en la isla, creando los cimientos de una sociedad fuertemente católica. Así, cuando Irlanda formó parte de Inglaterra, de mayoría protestante, existía una confrontación continua por diferencias religiosas y con la parte protestante del Norte de Irlanda, adonde habían llegado colonos ingleses. Finalmente, tras la Guerra de Independencia entre 1919 y 1921, Irlanda se formó como Estado, mientras que el norte de la isla, el llamado Ulster, siguió formando parte del Reino Unido.

Cliffs of Moher - Ireland
Cliffs of Moher




2. Una emancipación complicada.


Irlanda obtuvo su independencia en 1922. A√Īos antes, durante la d√©cada de 1840 el pa√≠s sufri√≥ una gran hambruna provocada por la crisis de la patata, que dej√≥ a mucha poblaci√≥n sin alimentos. Esta crisis provoc√≥ en Irlanda un antes y un despu√©s en la sociedad debido a que el pa√≠s se despoblaba y su emigraci√≥n eras tan grande que llegaba hasta los Estados Unidos de Am√©rica o Australia. Surgi√≥ entonces un fuerte sentimiento nacionalista irland√©s, dentro y fuera de sus fronteras, contrario a la uni√≥n con Gran Breta√Īa, aumentado en tiempos convulsos de la Primera Guerra Mundial y desembocando en la Guerra de la Independencia Irlandesa, un a√Īo despu√©s de la finalizaci√≥n de la anterior.

Pero la situaci√≥n de Irlanda tras su independencia era muy dif√≠cil. Era un Estado peque√Īo al que hab√≠an esquilmado sus recursos, deforestado y despoblado, pobre, sin apenas industria y rural. Una √©poca adem√°s dif√≠cil despu√©s de la guerra, con lo que tuvo que recurrir al proteccionismo econ√≥mico durante varios a√Īos. Ya en la segunda mitad del siglo XX con la paulatina llegada de la globalizaci√≥n posterior a la segunda guerra mundial (en la que Irlanda no particip√≥), y su entrada en la Uni√≥n Europea en 1973, la econom√≠a del pa√≠s empez√≥ a abrirse y aument√≥ la presencia de multinacionales y empresas extrajeras, mayoritariamente americanas. 

Este nuevo contexto mejor√≥ la econom√≠a irlandesa, aunque los antiguos negocios locales tardaron en adaptarse y muchos se vieron obligados a cerrar por no poder competir, y tampoco se lograba fernar la emigraci√≥n de profesionales cualificados en los a√Īos 80. Adem√°s segu√≠a muy presente la situaci√≥n en el √ölster por los conflictos pol√≠ticos entre protestantes y cat√≥licos, con atentados terroristas y detenciones en los a√Īos 70 y una huelga de hambre en 1981. 

Surgieron por aquel entonces en Dubl√≠n importantes grupos de "m√ļsica folk rebelde", y otros m√°s comerciales como U2 o The Cramberries que tambi√©n ten√≠an canciones en donde hablaban de situaciones sociales, bas√°ndose adem√°s en la m√ļsica tradicional irlandesa que tuvo tanto √©xito en el extranjero. 

Ya en los a√Īos 90 se opt√≥ por frenar el gasto p√ļblico, favorecer a empresas con menos impuestos y atraer el emprendimiento a personas formadas irlandesas. Surgieron as√≠ empresas en los sectores farmac√©utico, qu√≠mico y tecnol√≥gico. Eran los a√Īos del nacimiento del Tigre Celta, que ya empezaba a tener una marca importante en el mundo. 

Por otra parte, la tensión en Irlanda del Norte fue disminuyendo, con períodos de paz, aunque es algo que sigue presente hoy en día. Además habrá que ver como evoluciona la situación tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea y como se gestiona la frontera entre las dos Irlandas.


Kylemore Abbey




3. La presencia internacional del Tigre Celta.


Irlanda, a partir de los a√Īos 2000, llev√≥ a cabo una estrategia de m√°rketing territorial ejemplar, que puso al pa√≠s en el mapa. Aprovech√≥ lo mejor que ten√≠a junto a los rasgos caracter√≠sticos propios para atraer la curiosidad de turistas y as√≠ conseguir que este peque√Īo pa√≠s europeo fuese conocido en todo el mundo por su paisaje y por su cultura celta, principalmente por su m√ļsica. Hoy en d√≠a existen muchos grupos musicales formados por gente joven y mucha cultura de grupos en los bares y en las calles de Dubl√≠n. Irlanda, hoy en d√≠a es conocida en el mundo por el d√≠a de San Patricio... y su cerveza. Y es que es una fiesta que se celebra en todo el mundo.

En 2009, el pa√≠s volvi√≥ a entrar en crisis y necesit√≥ un rescate de la Uni√≥n Europea. Se pensaba que volver√≠an a pasar a√Īos hasta una nueva recuperaci√≥n econ√≥mica, pero sus pol√≠ticas fiscales fueron un √©xito y no se destruy√≥ el empleo, al contrario que en otros lugares del sur del continente. Desde entonces, Irlanda presenta cifras econ√≥micas envidiables y es uno de los pa√≠ses m√°s ricos de Europa. 

Una ventaja econ√≥mica para Irlanda es el ingl√©s, que la mantiene conectada econ√≥micamente con Estados Unidos. Muchas empresas de aquel pa√≠s, sobretodo ligadas al sector de las nuevas tecnolog√≠as, tienen su sede europea en Irlanda, tambi√©n gracias a sus beneficios fiscales. Adem√°s, Irlanda ha unido su potencial tur√≠stico con el aprendizaje del ingl√©s. Si bien muchos irlandeses emigraban en los a√Īos 80 y 90 a otros pa√≠ses para ganarse la vida dando clases de ingl√©s, ahora adem√°s de esto, los cursos que se ofrecen en Irlanda para extranjeros hacen de este pa√≠s un destino para estudiantes de toda Europa. 

La parte negativa con respecto a esto, es el descuido del idioma propio de Irlanda, el ga√©lico irland√©s. Esta lengua se hablaba en casi toda Irlanda a principios del siglo XIX. En el siglo XX s√≥lo se hablaba en las zonas m√°s rurales de la costa oeste de la isla, y hoy en d√≠a a penas se habla en algunas √°reas de monta√Īa. Curiosamente a partir de la independencia de Irlanda y a medida que se abr√≠a a la globalizaci√≥n, el ingl√©s acapar√≥ todo el protagonismo y el ga√©lico es hoy un idioma en peligro de extinci√≥n que necesita ayudas econ√≥micas para que no se pierda definitivamente. Actualmente existen s√≥lo unas pocas regiones peque√Īas en donde el ga√©lico irland√©s es mayoritario y cuenta con una pol√≠tica ling√ľ√≠stica, son las denominadas zonas Gaeltacht.

                                                                    Zonas Gaeltacht


Pero no todo son ventajas en Irlanda. A pesar de que los sueldos de la población son altos, la sanidad, los precios de la vivienda y los alquileres son caros y apenas hay gasto social por parte del gobierno. Irlanda es de los países que menos porcentaje dedican de su PIB al Estado del bienestar.

El ejemplo de todo esto es Dubl√≠n, una ciudad en apariencia sencilla en donde no hay grandes obras, incluso no se ve una ciudad moderna como otras europeas, ni en sus edificios ni tampoco en sus medios de transporte. Parece una ciudad anclada en los a√Īos 90. Y fuera de Dubl√≠n, la sensaci√≥n es la misma. El pa√≠s est√° poco poblado, apenas hay ciudades medias y el paisaje irland√©s se basa fundamentalmente en los prados y en la ganader√≠a ovina.

Además de la puesta en valor de su paisaje, también es necesario potenciar el patrimonio cultural de Irlanda como sus castillos o hillforts. Pero Irlanda tiene un gran reto de futuro, modernizar su sector agrario como por ejemplo se ha hecho en los Paises Bajos. De hecho, aquí sí se dispone de tierras.



Ver m√°s productos


4. Una vida alegre bajo el clima triste de Dublín.


Casi toda la población de Irlanda se encuentra concentrada en Dublín, y no es una ciudad demasiado densa. Esto hace que sea tranquila y acogedora pero también dinámica gracias al turismo y a los estudiantes de inglés de todo el mundo que pasan épocas en sus albergues y hostels.

El clima influye en las costumbres de los dublineses. Uno puede llegar en primavera y encontrarse con el t√≠pico d√≠a nublado y con chubascos, incluso con algo de fr√≠o que invita a pasar el tiempo en sus bares. A pesar de todo, el amor por la m√ļsica irlandesa no impide que paseando por sus calles nos encontremos de repente con una chica joven cantando como los √°ngeles y tocando una guitarra ac√ļstica. Pero sin apenas tener p√ļblico, ya que el clima no ayuda y cantar y tocar en plena calle aunque llueva es tan habitual que no llama demasiado la atenci√≥n a la gente, que no se para demasiado a escucharla. Solo los turistas curiosos. Y es que muchos grupos j√≥venes empiezan en la calle y luego son contratados para tocar en los m√ļltiples bares de la zona de Temple Bar, la m√°s famosa y extraordinaria de Dubl√≠n.

Los irlandeses llevan bien el clima en los pubs, llenos desde las 8 de la tarde, cuando ya es de noche y con muchos turistas y estudiantes extranjeros en la zona de Temple Bar, da igual el d√≠a de la semana y del a√Īo que sea. La cultura musical est√° muy viva, los irlandeses llevan el folk en la sangre... una guitarra, un viol√≠n, un acorde√≥n… duetos en cada pub cualquier d√≠a de semana crean un
ambiente inigualable. Es el √ļnico punto de calor en una ciudad fr√≠a. Caminando por sus calles y observando sus edificios civiles y religiosos, uno se va imaginando las grandes crisis que tuvo el pa√≠s, las hambrunas y las oleadas de emigrantes. Merece mucho la pena visitar el fabuloso Museo de la emigraci√≥n, situado en un moderno edificio a orillas del Lifley (el r√≠o que atraviesa la ciudad de oeste a este).


Temple_Bar Dublin Ireland
The Temple Bar (Dublin) 



Conocer la historia de Irlanda es apasionante, igual que conocer los procesos econ√≥micos recientes y actuales, y tambi√©n su geografia f√≠sica y humana. Es un pa√≠s que sin duda nos sorprende y nos deja huella. Es peque√Īo, independiente, aislado pero con un idioma universal. Sin ciudades grandes y con apariencia humilde pero con riqueza econ√≥mica. Un paisaje bonito pero in√≥spito. Con un ambiente festivo pero a la vez melanc√≥lico. Un pa√≠s pr√≥spero y desarrollado pero con sensaciones de √©pocas pasadas complicadas.


5. Filmograf√≠a recomendada. 

El viento que agita la cebada. Narra la historia de dos hermanos que luchan en la guerrilla de Irlanda ante las tropas brit√°nicas.

Bloody Sunday. Retrata el fatídico episodio conocido como "Domingo sangriento", en el que las tropas británicas abrieron fuego contra manifestantes irlandeses.



Haz clic en el cuadro de la parte superior izquierda del mapa para elegir las capas que deseas ver.