1. Geografía física: el país más largo del mundo.


Chile te da la bienvenida a trav√©s de la majestuosa cordillera de los Andes. Uno se queda maravillado observando mientras sobrevuela lentamente las impetuosas monta√Īas comandadas por el Aconcagua cuando llega en avi√≥n desde su vecina Argentina.

El Aconcagua es la cumbre m√°s alta de la cordillera andina, con sus 6.960 metros de altitud. La cordillera limita geogr√°ficamente a Chile por su parte oriental, durante algo m√°s de 4.200 km. que lo hacen el pa√≠s m√°s largo del mundo en latitud norte-sur. Esto hace que existan diferentes climas y paisajes en la propia cordillera andina con monta√Īas des√©rticas √°ridas al norte y heladas al sur, adem√°s de un gran n√ļmero de lagos y volcanes formados por su geomorfolog√≠a y la tect√≥nica de placas. Chile se encuentra adem√°s en una zona de choque entre dos placas a lo largo de toda su costa, la placa de Nazca y la sudamericana. Esto hace que sean frecuentes los terremotos, llegando algunos a ser de los m√°s importantes del mundo.

Es una gran diversidad geográfica la que nos ofrece este país. El impresionante desierto costero de Atacama al norte, el mas árido del mundo, paisajes de glaciares y mares rodeados de bloques de hielo al sur, la cordillera de los Andes al este, y al oeste el Oceano Pacífico. Unos límites geográficos perfectamente delimitados y de histórico difícil acceso que ha hecho que durante siglos el interior del país hubiera estado aislado, a pesar de la inmensa riqueza de su territorio.

Al terminar de cruzar la cordillera en avi√≥n, y a medida que sobrevolamos Chile en direcci√≥n Este- Oeste por el centro del pa√≠s, el paisaje con respecto a la vecina argentina cambia por completo. En contraste con un seco paisaje estepario a sotavento argentino, el barlovento chileno gracias a sus influencias mar√≠timas ofrece terrenos f√©rtiles en donde domina el vi√Īedo, dotando a Chile de un gran potencial en agricultura para exportaci√≥n de uvas y de elaboraci√≥n de importantes vinos.

De este modo, Chile se divide fundamentalmente en tres zonas, el norte des√©rtico y minero, el sur helado y pesquero y un centro de clima mediterr√°neo con f√©rtiles tierras de cultivo en donde se encuentra su capital, Santiago y tambi√©n una de las zonas m√°s tur√≠sticas como es el √°rea de Valpara√≠so y Vi√Īa del Mar.
Destacan sus 6.435 km de costa con playas más largas al norte pero en pleno desierto y playas de difícil acceso por carretera en el centro y sur.

El gran valor del paisaje chileno queda demostrado por la multitud de espacios naturales protegidos que existen actualmente dentro de este territorio, en los cuales se debe pagar una cantidad peque√Īa de pesos por poder entrar. Esto ayuda a su protecci√≥n y conservaci√≥n, adem√°s de dar peque√Īos puestos de trabajo a cuidadores y vigilantes. Adem√°s destaca la red de rutas Sendero de Chile, que recorre el pa√≠s de norte a sur. Son rutas de senderismo todas conectadas y bien se√Īalizadas que cada vez est√° m√°s de moda realizar entre viajeros propios y extra√Īos.
En definitiva, el pa√≠s ofrece lugares impresionantes como glaciares, volcanes, fiordos, salinas…) que lo convierten en una continua clase de geograf√≠a f√≠sica.



Torres del Paine-Patagonia
Torres del Paine (Sur de Chile)




2. La centralidad del Gran Santiago.

Santiago de Chile se encuentra emplazada en un lugar privilegiado, al pie de la cordillera de los Andes, lo que genera un skyline impresionante en invierno cuando sus cumbres permanecen nevadas. Adem√°s, los cerros que se sit√ļan en torno a la capital, como el de San Crist√≥bal o el de Santa Luc√≠a, son lugares ideales para el recreo. A estos cerros tan caracter√≠sticos de Santiago se acercan sus ciudadanos los fines de semana para hacer deporte, tomar algo en sus puestos de bebidas y comida, o disfrutar de paseos por el jard√≠n bot√°nico, el zoo, darse un ba√Īo en un complejo de piscinas o simplemente sentarse a contemplar las excelentes vistas de la ciudad. El cerro de San Crist√≥bal, el m√°s grande y que cuenta con m√°s actividades, permite adem√°s su acceso en funicular o en telef√©rico.

Si llegamos a Santiago en avi√≥n, al salir de la terminal del aeropuerto Arturo Ben√≠tez, a uno le abordan los taxistas que se ofrecen a llevarte al centro de la ciudad, entre ellos est√°n los oficiales y los coloquialmente llamados "taxis pirata", que no son oficiales y aunque que llevan al turista despistado al mismo destino, lo hacen por algo m√°s de "plata". El taxi oficial, es la mejor opci√≥n para moverse por Santiago de Chile, la m√°s c√≥moda, barata y quiz√°s la m√°s r√°pida, mientras no ampl√≠an las l√≠neas de metro en construcci√≥n. 

El transporte por micro (as√≠ es como se llama el bus ac√°) es muy deficiente y tanto las micros como el metro se llenan de una manera agobiante en horas punta. Menos mal que casi siempre la actitud del chileno tiende a ser relaj√° (palabra muy utilizada en estas latitudes) y pueden estar esperando sentados en el and√©n del metro hasta que vean sitio para meterse dentro, mientras contemplan, a veces con sentido del humor y otras con filosof√≠a, c√≥mo los pasajeros intentan introducirse en los vagones que parecen latas de sardinas, y as√≠ todos los d√≠as...

Santiago de Chile tiene una poblaci√≥n de unos 7 millones de habitantes, seg√ļn el censo del a√Īo 2017 en su √°rea metropolitana (el llamado Gran Santiago). Esto supone un 40 % con respecto a la poblaci√≥n total chilena (unos 17 millones de habitantes tiene el pa√≠s) lo que demuestra la gran centralidad de la capital. Adem√°s, la segunda ciudad de Chile, el Gran Concepci√≥n tiene apenas 2 millones de habitantes, lo que la sit√ļa a bastante distancia de la capital.


Mapa de Chile
Ciudades de Chile y su población (censo de 2011)



Cuando uno viaja en taxi observa la impresionante nueva arquitectura de edificios y rascacielos por las comunas residenciales y de oficinas más desarrolladas como Providencia o Las Condes. Las urbanizaciones tipo ciudad jardín, sus avenidas anchas con carril bici y zonas verdes aprovechando el margen del río Mapocho (que cruza toda la ciudad en dirección NE-SO), llaman la atención, y se aprecia una ciudad moderna y muy dinámica. Sin embargo, en Santiago de Chile la gestión fiscal es diferente en cada comuna, por eso hay tanta diferencia entre unas comunas y otras. Las comunas del sur y oeste cuentan con edificios y casas más humildes, sin linea de metro, allí las rentas de las familias son más bajas, se pagan menos impuestos pero los servicios de saneamiento urbano y recogida de basuras son mucho peores. La desigualdad que por desgracia es un rasgo general de Latinoamérica, se aprecia en la geografía urbana de Santiago, y es un ejemplo para entender el sistema económico actual de Chile.

Paseando por las calles de las comunas m√°s desarrolladas hacia el este de Santiago, uno se da cuenta de que el urbanismo sigue el modelo norteamericano de manzanas separadas, aqu√≠ cuadras, con edificios altos de unos veinte pisos de viviendas con gimnasio, sala de lavander√≠a, salas de reuniones y conserjer√≠a en la planta baja, y con terrazas para hacer asados (quinchos) y piscina en las azoteas. Adem√°s las calles est√°n llenas, cada vez m√°s de franquicias extranjeras, sobretodo de comida r√°pida estando de moda las de sushi. En cambio, en las comunas menos desarrolladas del centro y sur de la ciudad siguen habiendo tiendas, fondas y mercados tradicionales. Llaman la atenci√≥n calles donde solamente hay negocios del mismo tipo como por ejemplo √≥pticas, lo que demuestra la pervivencia de un sistema de comercios en la ciudad localizados por gremios.

Uno de los problemas que afectan actualmente a los habitantes de la capital chilena es la contaminaci√≥n, principalmente la atmosf√©rica pero tambi√©n la ac√ļstica. Sin ser de las √°reas urbanas m√°s grandes de Latinoam√©rica, este problema no es tan acusado en comparaci√≥n, pero no por ello deja de afectar en ocasiones a la calidad de vida de la poblaci√≥n que vive aqu√≠, y es fundamental actuar en consecuencia, ya que es una ciudad que sigue creciendo. 

En los √ļltimos a√Īos se han tomado medidas como las restricciones en el uso del autom√≥vil cuando los valores de gases contaminantes son m√°s elevados, o lo mismo en el uso de calefactores de le√Īa para sustituirlos por otros menos contaminantes. Pero adem√°s de estas actuaciones, se debe tener en cuenta la planificaci√≥n urbana basada en ampliar las zonas verdes y el carril bici en las comunas menos desarrolladas o aumentar la peatonalizaci√≥n de calles en la zona centro. Y por otra parte, reducir tambi√©n el uso de las actuales micro (autobuses) sustituy√©ndolos por otros m√°s modernos o el√©ctricos y menos ruidosos.

Sin duda, el mejor medio de transporte para este tipo de ciudades es el metro, pero es tambi√©n el m√°s costoso. En Santiago, las lineas de metro se est√°n aumentando hacia el sur del √°rea metropolitana, en donde es fundamental por ser donde est√°n las comunas m√°s pobladas y con mayor n√ļmero de desplazamientos laborales al centro. Pero mientras el metro no llegue a todas las comunas, seguir√° siendo predominante el uso del taxi, del veh√≠culo privado y de las anticuadas micros que contribuyen al gran problema de tr√°fico y contaminaci√≥n que existen en la ciudad. 

Tambi√©n ser√≠a interesante apostar por la instalaci√≥n del tranv√≠a en el centro o en comunas residenciales y de oficinas, puesto que la ciudad es llana y las avenidas anchas presentan una gran oportunidad para ello. No obstante, principalmente en las comunas de rentas superiores como Providencia o Las Condes,  se observa cada vez m√°s gente que apuesta por desplazarse a su lugar de trabajo en bicicleta gracias a que existe en estas zonas una buena red de carril bici.

En los √ļltimos a√Īos se ha apostado por conectar la capital con otras grandes ciudades del pa√≠s por autopista, lo que requiere una importante inversi√≥n debido a la gran extensi√≥n de Chile. Unas buenas infraestructuras que conecten estas ciudades con la capital y con accesos tambi√©n a ciudades m√°s chicas, creando una red de carreteras, estas ciudades atraer√≠an poblaci√≥n y negocios haciendo que la poblaci√≥n no estuviese tan concentrada en la capital, aminorando esas enormes distancias e insufribles horarios que sufren los desplazados que quieren volver desde Santiago en vacaciones y dando m√°s vida y desarrollo a las regiones. 

No obstante, se echa mucho de menos y se debe reivindicar la reutilizaci√≥n de un tren que sea r√°pido y moderno si Chile quiere seguir aproxim√°ndose a los pa√≠ses avanzados del mundo en cuanto a movilidad. Y la tarea no es excesivamente complicada ya que existe un antiguo trazado norte-sur, que hoy no est√° vigente para las largas distancias. Solamente circulan trenes de pasajeros hasta Chill√°n y eventualmente hasta Temuco (en √©poca vacacional). Sin embargo, el trazado contin√ļa hasta Puerto Montt y se prolonga hasta Chilo√©. 

Y por el norte, siguiendo el antiguo trazado minero a trav√©s del desierto de Atacama con un tren que llegar√≠a hasta las fronteras de Bolivia, Per√ļ y Argentina (aqu√≠ tambi√©n desde Santiago). Unas buenas comunicaciones facilitan el desplazamiento de pasajeros y mercanc√≠as, hacen crecer ciudades por donde pasan, aumenta la poblaci√≥n, los servicios y el empleo. Sin embargo, la gran espectacular estaci√≥n ferroviaria hist√≥rica de Santiago es hoy una especie de museo y √°rea de eventos.


        
Santiago de Chile
Santiago de Chile



3. La Historia de Chile.

Chile, fue el √ļltimo territorio conquistado por los espa√Īoles en Latinoam√©rica. Pedro de Valdivia estaba convencido de que tras la cordillera de los Andes se encontraban unas tierras f√©rtiles que ya hab√≠an sido exploradas por los incas. Pero llegar a Chile ten√≠a supon√≠a una gran dificultad y dos opciones, atravesar la cordillera por el sur o el extenso desierto de Atacama por el norte. Opt√≥ por la segunda opci√≥n y se encontr√≥ con pueblos ind√≠genas que habitaban el pa√≠s, principalmente los mapuches.

Hoy en dia, el pueblo mapuche sigue reivindicando sus tierras y su forma de vida. Como sucede en otras zonas de Latinoamérica, aquí, los conflictos surgen cuando el régimen de propiedad de la tierra y su uso dentro de una economía global en el siglo XXI afectan a la población indígena y nativa. El choque de intereses entre una agricultura de autoconsumo y local contra una extensiva destinada a los grandes mercados. Es necesario encontrar un equilibrio entre ambos usos.

La mayor√≠a de espa√Īoles que emigraron a Chile en los siglos XIX y XX fueron andaluces y vascos, que regentaron principalmente negocios de hosteler√≠a. Pero tambi√©n lleg√≥ un grupo de gallegos, c√≥mo no, que entre otras cosas abrieron panader√≠as. A√ļn hoy, los descendientes de aquellas familias gallegas siguen elaborando m√°s de un 60% del pan chileno. 

Las generaciones de gallegos, al igual que en Argentina acabaron montando empresas importantes como Hoteles. Pero esta llegada de gentes de Galicia no era una novedad. Siglos atrás, colonizaron la isla de Chiloé, al sur del país, a la que bautizaron con el nombre de Nueva Galicia (igual que ocurre con otra zona de México). El nombre de la capital de Chiloé (el nombre indígena) fundada por estos colonos no podía ser más gallego, se llama Castro, el nombre más carácterístico de los asentamientos arqueológicos galaicos.

Otras zonas de Chile tuvieron nombres de otras regiones espa√Īolas como Nueva Extremadura (de donde era Pedro de Valdivia), Nueva Castilla o Nueva Toledo. Pero a lo largo de la Historia, los espa√Īoles no fueron los √ļnicos que emigraron a Chile. Si bien los japoneses se instalaron en el norte para trabajar en la miner√≠a en el siglo XIX, los alemanes despu√©s de la primera guerra mundial se fueron a la zona de Los Lagos y construyeron edificios muy parecidos a los de la Selva Negra, en medio de un paisaje que recuerda mucho al de aquella regi√≥n europea. Adem√°s, existieron colonias de italianos, palestinos, etc...


Desierto de Atacama
       Desierto de Atacama
                                                               


4. Geografía Humana: presente y futuro de la sociedad chilena.

Los movimientos migratorios forman parte de la Historia de Chile. Hoy, se ha convertido en un pa√≠s receptor de inmigrantes, sobretodo de mano de obra menos cualificada desde pa√≠ses vecinos como Per√ļ, aunque tambi√©n de profesionales cualificados como m√©dicos cubanos o ecuatorianos o ingenieros argentinos, venezolanos y espa√Īoles. Estos √ļltimos llegando en oleada despu√©s de la crisis econ√≥mica de 2008 para trabajar principalmente en el sector industrial y de la miner√≠a o sectores relacionados a la misma. Tambi√©n aquellos que deciden montar un negocio propio, ya que en Chile es m√°s f√°cil emprender que en otros pa√≠ses de su entorno.

Pero lo curioso de Chile es que, a pesar de haber sido siempre tierra de inmigraci√≥n, al mismo tiempo siempre lo ha sido de emigraci√≥n. Es t√≠pico el dicho de que hay chilenos por todo el mundo porque al mismo tiempo que unos quieren venir, otros sue√Īan con marchar. Hay razones como los empleos precarios y el elevado coste de la vida que hacen que el chileno haya creado en las nuevas generaciones un car√°cter aventurero y las ganas de ver mundo, algo que sucede mucho en pa√≠ses peque√Īos hist√≥ricamente aislados geogr√°ficamente y que ahora tienen la oportunidad de viajar, de aprender ingl√©s y de trabajar en el extranjero.

Viajar sigue siendo caro en Chile, a pesar de la liberalizaci√≥n de su econom√≠a existen sectores como el de la aviaci√≥n que no presenta vuelos low cost como en Europa, lo que dificulta la movilidad sumada a las enormes distancias dentro del pa√≠s y con otros de Am√©rica del Sur. No obstante, cada vez m√°s los j√≥venes viajan de mochileros y muchos de ellos quieren irse a Australia o Estados Unidos y buscan becas y convenios, o muchos tramitan el visado para irse a la aventura.

Muchos chilenos hoy en d√≠a se ven mejor que nunca, aunque son conscientes de las dificultades y problemas de su sociedad, saben que no hace demasiado tiempo dejaron atr√°s una dictadura y se modernizaron muy r√°pidamente en pocos a√Īos. Hoy se comparan con otros pa√≠ses y se ven felices, aunque el sistema pol√≠tico-econ√≥mico todav√≠a genera desigualdades y hay muchas familias desestructuradas, que tienen hijos a edades muy prontas, hay muchas madres solteras y padres j√≥venes divorciados y con hijos. 

La llamada "cultura del esfuerzo", implementada por el experimento neoliberal de la escuela de los "Chicago Boys" en Chile, contrasta con el carácter latino de los chilenos que no parecen tomársela demasiado en serio. Mucha gente decide vivir al día, ya que es casi imposible ahorrar y muchos ciudadanos se endeudan para comprar, a veces incluso, la cesta de la compra. Los sueldos son bajos como en otros países menos ricos de Sudamérica y los alquileres elevados al nivel de ciudades europeas. Esto todo hace que existan protestas sociales contínuas, algunas muy graves como el "Estallido Social" de 2019, en el que se contabilizaron más de 30 muertos y más de 3.000 heridos.

El estado del bienestar en Chile es escaso, estudiar es caro y los j√≥venes se ven obligados a compaginar sus estudios universitarios con trabajos, en la mayor√≠a de ocasiones precarios. Los profesores de la escuela p√ļblica tambi√©n tienen bajos salarios y no son pocos los que optan por trabajar de comerciales en sus ratos libres, muchos pensionistas tienen prestaciones bajas y la sanidad privada es tan cara que la gratuita se encuentra muchas veces saturada.

Por otra parte, la dependencia de la miner√≠a del cobre siempre provoca peque√Īas crisis, Chile depende de c√≥mo se encuentren los mercados exteriores y de la situaci√≥n econ√≥mica de los pa√≠ses que compran su cobre, principalmente China, del cual viven muchas familias.

Aunque las reservas mineras de Chile son enormes, ser√≠a mejor diversificar m√°s la econom√≠a, y Chile puede hacerlo ya que es un pa√≠s muy rico en recursos, la agroindustria, la energ√≠a o el turismo. Pero siempre con cuidado de proteger su maravilloso territorio y su medio ambiente, fomentando un turismo sostenible y primando la calidad de vida de sus ciudadanos. 

Actualmente en Chile, muchos accesos a zonas de las playa en el sur del país son privados y pertenecen a los terratenientes. Incluso el agua está en manos privadas por las plantas desalinizadoras que son fundamentales en el norte árido, en donde el agua potable es escasa y su extracción muy cara.

La sociedad chilena es amable y acogedora con el extranjero, la gente de Chile es alegre y optimista, pero al mismo tiempo desconfiada e introvertida, quiz√°s por su car√°cter de regi√≥n geogr√°ficamente aislada y su reciente historia llena de dificultades. 

Dos de las cosas m√°s importantes para los chilenos son: su fiesta nacional, el 18 de septiembre (d√≠a en que se conmemora la Independencia de Chile; y su selecci√≥n de f√ļtbol. En su memoria siempre quedar√°n las dos finales de la copa Am√©rica ganadas a Argentina, un pa√≠s que a lo largo de los a√Īos siempre observ√≥ desde su mayor extensi√≥n geogr√°fica muy por encima del hombro a su vecino trasandino, pero que hoy se encuentra por desgracia en una situaci√≥n incluso m√°s complicada.

El f√ļtbol es el deporte nacional, existen los llamados equipos de colonias (Uni√≥n Espa√Īola, Palestino, Audax Italiano….) fundados en su d√≠a por inmigrantes y con un importante n√ļmero de seguidores. Pero los partidos que m√°s levantan pasiones son los derbies, tanto entre los equipos de colonias como sobretodo entre los equipos de Santiago. 

Los derbies m√°s importantes son el cl√°sico universitario entre los equipos de la Universidad de Chile y la Universidad Cat√≥lica, y el supercl√°sico entre los dos equipos con mayor n√ļmero de aficionados: el Colo Colo (equipo m√°s laureado) y la U (nombre coloquial del Universidad de Chile, el equipo m√°s popular). El Universidad de Chile adem√°s, es conocido por sus seguidores como "el rom√°ntico viajero", un sobrenombre que define a la perfecci√≥n el car√°cter y la forma de ser del chileno.


5. Bibliografía recomendada.


- "Mi país inventado", de Isabel Allende.
(para conocer mejor las características de la sociedad chilena).

- "In√©s del alma m√≠a" de Isabel Allende.
(para conocer la historia de Pedro de Valdivia y los inicios de Chile).




Haz clic en el cuadro de la parte superior izquierda del mapa para elegir las capas que deseas ver.